Thursday, August 09, 2012

Pimiento Piquillo y Giorgio Morandi




Pimientos Piquillo 
Giorgio Morandi. Naturaleza Morta 1959
Acuarela sobre papel con trazos de lápiz.


Dibujo y cocino, cocino y busco, leo, indago, entre aromas, temperaturas bajas, libros regados por la casa, van pasando mil cosas, al final queda una experiencia.
Estoy entusiasmada con un proyecto de dibujantes en el que espero participar mas a menudo, saco mis libros para re hojear, ver buenas obras estimula.
Son las 11:00 am, el día está calmo dentro de mi casa, puedo darme el gusto de preparar algo y leer al mismo tiempo, un rato uno, luego lo otro. Vida inquieta la mía.
Los pimientos de piquillo son hermosos, rojos intensos, si los escoges grandes mejor, para elaborarlos no tiene nada de complicado, los lavas, los secas, los bañas en aceite con tus manos, disfrutando de su forma y del brillo que toma.

Los ingredientes solo son Aceite de Oliva, ¡del mejor por favor! Extra virgen y sal, si es marina mejor!.
Modo de preparar:
Caliente el horno a 220 grados centígrados, en una bandeja previamente aceitada poner los pimientos piquillos, báñelos en sal marina y pimienta.  Solo cocine por 15 minutos.
Al sacarlos del horno, esperar a que se enfríen un poco y les quita la piel, le corta la parte del tallo y le quita las semilla, tome un envase y colóquelos en capas uno encima del otro, llene de aceite el envase y consérvelos en la nevera.
En este formato quedan perfectos para luego rellenarlos, o usarlos en diferentes platos, son una de esas suculencias que solo con un pan campesino y una buena copa de vino tinto, acompañan a cualquiera.
Giorgio Morandi
Nació en el seno de una familia de siete hermanos. En 1907 recibió instrucción artística en la Academia de Bellas Artes de Bolonia. En un viaje que realizó por esa época a Florencia, descubrió la obra de los primitivos renacentistas italianos, Giotto, Masaccio y Uccello, a los que estudió siguiendo el prisma cezanesco (por Paul Cézanne), artista a quien había descubierto poco tiempo antes.
En un primer momento siguió a los futuristas y al movimiento Novecento italiano fue invitado a participar en la exposición futurista celebrada en el Palacio Baglioni de Bolonia, y en la muestra Libera Futurista de Roma. Chirico fue una gran influencia en su obra, parte esencial de su iconografía comenzaron a ser los utensilios de la vida diaria: vasos, botellas, estos objetos, colocados sobre una mesa, se convertían en los máximos protagonistas de sus cuadros. Seguía así a su admirado Cézanne en la elección de los bodegones sencillos como medio de expresión de su pintura.
En 1960 el director Federico Fellini rendiría tributo a Morandi en su largometraje La Dolce Vita, donde aparecían algunas de sus pinturas. Murió en 1964



No comments: